Caso Wolkswagen: Primera sentencia que condena al fabricante a devolver el precio de compra de un Vehículo

Un juez español dicta la primera sentencia en Europa que obliga a devolver íntegramente el dinero pagado por la compra de un coche afectado por el “dieselgate”

Como ya comentamos en anteriores entradas de este blog, hasta la fecha no existe unanimidad en los tribunales respecto al caso Volkswagen.

Una sentencia pionera.

No son muchas las sentencias dictadas en esta materia. Algunos jueces, pese a estar acreditada la manipulación fraudulenta del software del motor, han desestimado en los últimos meses demandas frente al fabricante alemán.  Otros jueces sin embargo estimaron las demandas, limitándose a condenar al fabricante a indemnizar a los afectados en una cantidad no superior al 10% del precio de compra.

La importancia de esta nueva sentencia dictada por un juez de Manacor (Mallorca) radica en que condena a Volkswagen a devolver al afectado la totalidad del precio que pagó por la compra del coche, más sus correspondientes intereses.

El engaño a los compradores y los perjuicios sufridos

Es conocido que Volkswagen, una vez fue descubierto el fraude en los software de sus motores, se ha dirigido a los compradores de los modelos afectados ofreciendo de forma gratuita la sustitución del software asegurando que los vehículos no sufrirán merma en sus prestaciones.

El caso en concreto se refería al modelo Skoda Yeti Greenline que se presentaba como un vehículo de bajas emisiones contaminantes, más ecológico que el resto, lo que en realidad no era cierto.

El vehículo al pasar por taller para que Volkswagen reparase el software sufrió una pérdida de potencia y un mayor consumo además de aumentar sus emisiones contaminantes.

El juez entiende que la venta se realizó de forma engañosa al omitir la información sobre el software ilegal y que uno de los motivos que llevó al comprador a inclinarse por la compra de este modelo fue que contaminaba menos. Todo ello además de los perjuicios que la reparación ocasión al comprador.

La consecuencia del engaño: se anula la compra y se devuelve el dinero

Por todo esto entiende el Juez que Volkswagen vendió un vehículo diferente al que ofrecía y al que el afectado pensaba comprar, siendo la consecuencia la nulidad de la compra y la condena a devolver íntegramente el precio de adquisición más sus intereses.  El afectado, claro está, entregará al vehículo al fabricante.

Confiemos en que esta sentencia marque el camino a futuros pronunciamientos judiciales.

Consulte PDF

2018-01-22T16:34:17+00:00 22 de enero, 2018|Litigios|Sin comentarios